viernes, 24 de marzo de 2017

Géneros literarios: Ciencia-ficción.

                                      Orígenes

Tendemos a pensar que el género Sci-fi o ciencia-ficción es uno de los géneros más nuevos ya que se basa en el progreso de la tecnología y la exploración espacial y en como estas afectarán a la humanidad. Pero la primera obra considerada como ciencia-ficción es Somnium y fue escrita por Johannes Kepler en 1623. En ella se explica un viaje a la luna y la observación de la Tierra desde allí.



                          ¿Qué es ciencia-ficción?

La singularidad de la ciencia-ficción es que el protagonismo no se centra en los personajes, sino en el transfondo. Es un género altamente especulativo, con personajes y situaciones irreales, como toda obra de ficción. Lo que lo distingue de otros géneros es que, a diferencia de estos, intenta dar a esas situaciones irreales una explicación racional. Es decir, se usan máquinas o técnicas, más o menos especulativas, para explicar esas situaciones en lugar de usar, por ejemplo, los milagros o la magia. 


                                           Subgéneros:
  Los diferentes subgéneros se pueden clasificar ateniéndonos básicamente a dos criterios.


Una primera subdivisión de la Ciencia Ficción se puede dar teniendo en cuenta la importancia, exactitud y el tipo de ciencia que se describe:
    Ciencia-ficción dura - Hace especial hincapié en la exactitud de los detalles científicos, y más específicamente en las llamadas "ciencias duras" o ciencias exactas, como la física, o mucho más frecuentemente la astronomía. Podeis encontrar buenos ejemplos en casi cualquier obra de Isaac Asimov o Larry Niven.

                                                                     Isaac Asimov


                                                                        Larry Niven

    Ciencia-ficción blanda - Se centra en las relaciones y sentimientos de los personajes, mientras que la información sobre la tecnología y las leyes físicas quedan en un segundo plano. Philip K. Dick o Ray Bradbury son buenos ejemplos.

                                                           

                                                          Philip K. Dick                

                                                         Ray Bradbury

    Ciencia-ficción social - Concede mayor importancia a la especulación sobre el futuro de la sociedad humana que a la tecnología. Podríamos dividir este subgénero en

          Utopías: En una utopía la ciencia, la tecnología o el pensamiento avanzado ha supuesto en la humanidad la erradicación de la infelicidad y la sociedad vive en un constante estado de bienestar, juventud y comodidad. Buenos ejemplos de utopías son La isla, de Aldous Huxley, o Men Like Gods, de H. G. Wells.


                                                         Aldous Huxley

                                                                H.G. Wells

          Distopías: En una distopía, la tecnología llega a substituir o incluso dominar al hombre. Así, nos muestra un futuro en el que la humanidad está pervertida hasta el punto en que los humanos empiezan a actuar como máquinas o la tecnología facilita la existencia  de regímenes totalitarios. Buenos ejemplos de distopía serían: 1984 de George Orwell, Fahrenhet 451 de Ray Bradbury o, Un mundo Feliz de Aldous Huxley

                                                               

 
                                                                   George Orwell


Segundo criterio: temas


Una vez hecha la primera división, se puede efectuar una segunda, bajo criterios temáticos; ya sean estos relacionados con la ciencia, la tecnología, el espacio y el futuro, así como sus argumentos y escenarios:

         Ciberpunk: Se trata de un subgénero de la ciencia ficción, conocido por su enfoque en un futuro distópico con alta tecnología y bajo nivel de vida y toma su nombre de la combinación de cibernética y punk. Mezcla ciencia avanzada, como la informática y la cibernética junto con algún grado de desintegración o cambio radical en el orden social o cultural.

         Biopunk: Utiliza elementos de la novela policíaca, el film noir, el anime japonés y la prosa post-modernista para describir una sociedad nihilista y underground basada en la biotecnología.
    Ciencia-ficción apocalíptica y post-apocalíptica: Se relatan historias en un escenario futurista en el cual sucedió una gran catástrofe mundial, que hizo declinar la civilización occidental, y muchas veces a la humanidad en general.
    Ciencia-ficción militar: Son historias en el que los personajes principales son miembros de una entidad militar y tiene lugar un conflicto armado, normalmente en el espacio o en otro planeta. Se describen los conflictos, estrategias y situaciones militares.
    Colonización espacial: Historias centradas en la conquista y colonización del espacio exterior a manos de los seres humanos.
    Space opera: Este subgénero concede especial importancia los sentimientos de los personajes, las aventuras que les suceden y los escenarios donde se desarrolla la acción. Es parte del primer desarrollo de la Ciencia Ficción, y muchas veces fue vinculada con las historias pulp de la llamada Edad de Oro.
    Steampunk: son trabajos ambientados en una época o mundo ambientado en la Inglaterra de la era victoriana pero con inventos tecnológicos ficticios o desarrollos tecnológicos anacrónicos.
    Robótica: Historias basadas en el desarrollo de la robótica y de la Inteligencia Artificial.
    Retrofuturismo: Utiliza la imaginería futurista anacrónica de los años 1940-1950 para generar un ambiente de ciencia ficción novedoso.
    Ucronía: A partir de un punto de la historia divergente, se desarrolla una línea temporal alternativa..
    Viaje en el tiempo: Ciencia ficción derivada de la especulación sobre el viaje temporal, antes que el espacial.
    Invasión extraterrestre: Al contrario que en el subgénero "Colonización espacial", aquí son seres de otro planeta los que vienen a colonizar la Tierra. Puede derivar a otros subgéneros como el postapocalíptico, el militar o la distopía.

-----------------

Y para acabar, una última reflexión:

No siempre que aparecen alienígenas y naves espaciales es ciencia-ficción. El mejor ejemplo que se me ocurre (y se que muchos de mis lectores se me echarán al cuello cuando lean esto), es la saga cinematográfica de Star Wars. Si, viajan por el espacio y usan phasers y sables de luz, pero esta saga pertenece más al género de la fantasía, con sus princesas, tiranos, caballeros (jedis), aventureros, magos (los grandes maestros jedi o sith) e incluso dragones (rancors, sarlaks y demás).

Y precisamente al género de la fantasía dedicaré mi próximo artículo.

Nos vemos en el Otro Lado.